viernes, 29 de marzo de 2013

¿TUS PIERNAS SON UN PROBLEMA PARA TI? VEAMOS COMO PODEMOS SOLUCIONARLO

                      

Cuando no estamos conformes con una parte de nuestra anatomía, tendemos a cubrirla quizás en exceso o más bien a ocultarla a toda costa. Esto realmente no consigue el objetivo de disimular la zona en cuestión puesto que actúa atrayendo miradas si o si.

En el caso de las piernas, más aún. Así que vamos a ver unos sencillos consejos que nos ayudarán a disimular nuestras posibles incomodidades al respecto:
  • Evitemos los estampados llamativos y las telas con brillo. No hacen otra cosa que atraer esas miradas que tanto nos preocupan.
  • Si utilizamos colores oscuros o de una misma gama cromática para nuestro vestuario, conseguiremos disimular esas áreas problemáticas.
  • Si tenenemos el problema de unas piernas excesivamente delgadas, no uses minifaldas que acentuarán  con seguridad el problema estético. Si que podemos usar pantalones de piernas rectas o anchas.

  •   Si tenemos caderas angostas puedes combinar pantalones babucha y faldas amplias.  Usa abrigos largos que cubran las piernas. Usa medias y calzados discretos, que no llamen la atención hacia tus piernas.  NO uses pantalones de piernas ajustadas.  NO uses pantalones Capri que terminen en tu delgada pantorrilla.
  • NO uses medias con detalles verticales. y tampoco uses zapatos con un tacón de aguja; estos no acompasan entre tu cuerpo y unas piernas delgadas

  • Si el problema son unas piernas gruesas, basta con evitar las minifaldas y elegir prendas cuyo largo se encuentre justo por encima de la rodilla o a media pierna. 
  • Si el problema son las piernas delgadas pero los muslos gruesos, podemos optar por las faldas cortas, mejor acompañadas de botas altas, y olvidar los largos por media pierna, que dejan ver la pantorrilla, que es la parte más delgada. Para quienes quieran parecer más altas, lo mejor es utilizar faldas por encima de la rodilla, de corte recto y evitar las prendas acampanadas, las de corte imperio y las que sean excesivamente cortas.
  • Si el problema son unas caderas anchas, el esfuerzo se centrará en equilibrar la figura. Para lograrlo, lo más aconsejable son prendas rectas que lleguen a la cadera, justo por encima o por debajo, y con líneas que nos marquen la cintura, pero que lo hagan muy suavemente.
  • Si seleccionamos mal la talla de nuestra ropa interior o ponemos bajo un raso una prenda de encaje, el resultado puede tirar por tierra todos nuestros esfuerzos.
Por supuesto todo esto y más no es nada sin tu propia sensación de estar a gusto contigo misma.

Translate

Entradas populares

BUSCADOR