miércoles, 3 de abril de 2013

VESTIR BIEN EN CADA OCASIÓN NO ES TAN DIFÍCIL

Vestir bien y hacerlo en cada ocasión o momento que nuestra vida diaria nos presenta, no ha de ser tan complicado. Lo mejor es huir siempre de formalismos y extravagancias, buscar un lógico equilibrio entre nuestro estilo y ese momento preciso: trabajo, cenas, bodas, etc.
Factores tales como el tiempo que va a hacer, compañía que tendremos, lugar y tipo de evento, determinarán nuestro estilo más adecuado.



Trabajo.

No por ir a trabajar es menester pasar de nuestro aspecto o por el contrario ir "súper", como en el caso de oficinas. Si bien está clara la diferencia, para el trabajo escoge ropa que sintonice con la ocupación. Si trabajas en oficinas y similares:

  • faldas, de media pierna, trajes chaqueta, tacones medianos, camisas no excesivamente formales
Si tu trabajo no está relacionado con el trato directo al público como el ejemplo anterior:
  • Viste informal pero no en exceso. Un conjunto tipo sport y un maquillaje discreto pero también visible, nos aportará ese toque de femineidad. Vaqueros con camisa blanca, calzado cómodo, etc.
¿A que hora es?

Dependiendo de a que hora sea nuestro evento, así será nuestra puesta en escena. No es lo mismo una cita mañanera antes de comer que una por la tarde.
  • En el primer caso se impone lo natural. Un look  sencillo (vaqueros y camisa con bolso bien conjuntado con un calzado no muy llamativo) No abusar de complementos, joyas, bisutería. Discrección más bien.
  • Y si es por la tarde, si que es necesario un poquito más de elegancia aunque sin pasarnos. Tanto en un supuesto como en otro, el maquillaje debe ser discreto.
Es una comida o una cena
  • Bueno, primero habrá que distinguir de que se trata: trabajo, amigos, carácter social, parejas......
  • Ahora tengamos en cuenta que el glamour es mejor dejarlo para el caso de la noche. Las cenas o cocktails son mejor escaparate para un maquillaje de noche, unos buenos adornos, zapatos de buen tacón y vestidos dependiendo de la climatología que nos hagan estar pero que muy bien.
  • Por el contrario las comidas, carecen de ese requisito que salvo excepciones (citas íntimas), nos debe hacer reflexionar sobre nuestra elegancia y sencillez como conceptos que deben imponerse en una comida.
Vestidos, pantalones, faldas....
  • Esto es materialmente imposible de afirmar con rotundidad en el reducido espacio de un post.
  • Yo te aconsejaría sentido común: un vestido para la noche, un look más suave como hemos visto en una comida....
  • Ante todo viste de acuerdo a tu cuerpo, a lo que sabes que te sienta bien. Procura ir bella y bien arreglada, elegante pero sin pasarte. La sencillez y la belleza son un binomio que no pasa desapercibido.

Translate

Entradas populares

BUSCADOR